Ana Porras Blog

Mil y una razones para SER

Los Justos, de Borges

1 comentario

Los Justos Ana Porras BlogUn hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.

El que agradece que en la tierra haya música.

El que descubre con placer una etimología.

Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.

El ceramista que premedita un color y una forma.

El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.

Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.

El que acaricia a un animal dormido.

El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.

El que agradece que en la tierra haya Stevenson.

El que prefiere que los otros tengan razón.

Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

Anónimos con causa, valientes sin rostro, maestros no reconocidos, creativos silenciosos, agradecidos ignorados, rebeldes de humildad, bizarros sin esfuerzo, vividores empedernidos, iluminados no ilustrados, sabios olvidados, guerreros compasivos, artistas sin público, soñadores en vigilia, imperfectos perfectos, letrados por voluntad, virtuosos sin miedo, activistas involuntarios, magos sin varita, donantes de espíritu, pacíficos en la barbarie, adictos a la vida, héroes sin batalla, libertarios de la libertad, custodios de la belleza, dibujantes de sueños, caminantes con alas, solidarios sin cascabel,  transformistas de la realidad, eruditos sin certezas,  ricos sin dinero,…

Los Justos de Borges actúan en silencio, sin hacer ruido. No hay alardes, ni altruismos impostados.  Sencillamente, los Justos equilibran el mundo por la forma en que viven sus propias vidas.

Anuncios

Autor: AnaPorras

Psicóloga de vocación y entusiasta convencida de las capacidades del ser humano para la transformación y el desarrollo. Especialista en RR.HH, Desarrollo del Talento, Liderazgo y Team Building desde una perspectiva Experiencial. Trabajar sobre la Experiencia es apasionante, revela a las personas, sus fortalezas y debilidades, y permite gestionar las emociones en beneficio de la satisfacción personal. Emprendedora casi, desde que tengo uso de razón…, y es que nunca he podido resistirme a la dulce embriaguez que te produce arrancar nuevos proyectos. Eso sí, practicante disciplinada de Meditación y de Pensamiento Positivo. Gracias a esta práctica, he podido conocerme y entender mejor el mundo que me rodea. Con un gran sentido del humor: para mí no hay nada como empezar el día contenta por lo que te queda por vivir, y satisfecha con lo que eres. He tenido la gran suerte (o quizá no paré de encaminarme hacia ello) de poder dedicarme siempre a lo que me apasiona, y cuando el alma está en los proyectos y disfrutas con lo que haces, los resultados son espectaculares.

Un pensamiento en “Los Justos, de Borges

  1. Pingback: Los Justos, de Borges | El blog de Felipe Seijó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s